Ministro De Trabajo Hizo Un Llamado A Los Diputados Para Actualizar La Ley Y Poner Multas Más Contundentes

Desde que Rolando Castro asumió su cargo al frente del Ministerio de Trabajo detectó que la ley en la cual se basa el funcionamiento de esa entidad gubernamental tiene algunas deficiencias que impiden garantizar plenamente los derechos laborales de la clase trabajadora salvadoreña.
De acuerdo al funcionario, una de las grandes debilidades es que las multas no son acordes a las faltas que los empleadores cometen con sus empleados y generalmente prefieren pagarlas antes de retribuirle a sus colaboradores.
Esta semana el ministro brindó los detalles preliminares de las inspecciones que realiza para verificar la aplicación del aumento del 20% al salario mínimo y mencionó que detectaron 35 empresas que no se están se apegando a la ley; sin embargo, recordó que la multa máxima que puede imponer es de $57.14, lo que considera un “insulto” para la clase trabajadora.
“Aprovecho la oportunidad para hacer un llamado a los diputados de la Asamblea Legislativa, para actualizar la ley donde las multas sean impuestas de carácter contundente”, señaló el ministro.
Para solucionar, momentáneamente, esa situación, el ministro indicó que aplicará esa sanción por cada trabajador al que se le haya vulnerado su derecho al incremento salarial; sin embargo, espera que se regule el marco jurídico para tener una multa contundente que obligue a los empleadores a respetar los derechos de los trabajos.

Compartir

También te puede interesar