Fundación norteamericana habría financiado posible espionaje contra el Gobierno salvadoreño

La Fundación Nacional para la Democracia (NED), entregó el año pasado $1,107,576 a organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación de El Salvador que realizan publicaciones con información tergiversada de la administración del Gobierno actual.

Uno de los medios de comunicación financiados fue Factum Media, obtuvo de la NED $59,576 para investigar “el gasto público en respuesta a la crisis de COVID-19, los impactos de la pandemia y la respuesta estatal a la misma sobre la migración y la pobreza”.

El 28 de enero de 2021, el medio de comunicación señaló en una publicación periodística que El Salvador destacó en 2020 por la corrupción durante la pandemia. No obstante, la reciente declaración del personal técnico de la misión de revisión del artículo IV del Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó que los fondos públicos durante la crisis sanitaria han sido ampliamente fiscalizados.

La NED también dio $45,000 a la Asociación Cultural Azoro para “investigar e informar desde una perspectiva de género los impactos de la pandemia y la respuesta del Gobierno en El Salvador”. A pesar de las críticas de la oposición sobre el supuesto mal manejo de la pandemia, el FMI reconoció en su último informe que el decidido esfuerzo de las autoridades durante la pandemia ayudó a salvar muchas vidas de salvadoreños, y felicitó las medidas de detección y contención temprana del virus, el aumento de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos y la vacunación masiva que ha impulsado el Gobierno.

Según el detalle del financiamiento, Acción Ciudadana también recibió $53,000 para investigar el financiamiento público y privado de los partidos políticos. La fundación estadounidense también financió los programas radiales que la institución transmitió previo a las elecciones de alcaldes y diputados del 28 de febrero pasado.

Estas son algunas de las instituciones que fueron financiadas por la Fundación Nacional para la Democracia (NED), para desestimar la administración efectiva realizada por el Gobierno del Presidente, Nayib Bukele durante la pandemia.

Compartir

También te puede interesar