Daniel Ortega afirmó que la Cumbre de las Américas ha dejado de ser una arma de ideológica para Estados Unidos.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció la política de Estados Unidos calificándola como tiránica, imperial y terrorista y afirmó que la Cumbre de las Américas dejó de ser un arma útil para aplicar su Doctrina Monroe.

«Están viviendo un momento de esquizofrenia y no se dan cuenta de que eso ya no es posible» porque «en el mundo ya no existe espacio para el hegemonismo», sostuvo el gobernante nicaragüense durante la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Compartir

También te puede interesar