Rusia y Ucrania descontentos ante informe del OIEA.

El informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre la central nuclear de Zaporiyia no ha dejado satisfechos ni a Rusia ni a Ucrania, el presidente de esta última, Kiev exige que la agencia atómica de la Organización de Naciones Unidas fuerce la desmilitarización de la planta y Moscú niega tener equipamiento militar en la central.

«El mundo no solo merece, sino que también necesita, que los representantes del OIEA obliguen a Rusia a desmilitarizar el territorio de la central nuclear y devolver el control total a Ucrania», dijo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Compartir

También te puede interesar