Italia: Beneficiarios de plan social podrían perderlo al rechazar una oferta de trabajo.

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, lidera una reforma del Reddito di cittadinanza (renta de ciudadanía), uno de los planes sociales más abarcativos del país que se ha transformado en blanco de su política desde su llegada al Gobierno.

Según publican los medios intalianos, la Renta de Ciudadanía no se suprimirá, pero habrá un mayor endurecimiento: se renovará por periodos cada vez más cortos y no será vitalicia, el cheque disminuirá a medida que pase el tiempo y quienes rechacen una sola oferta de trabajo la perderán para siempre.

Estos cambios resumen las novedades presentadas por el subsecretario de Trabajo, Claudio Durigon, en las que está trabajando el Gobierno y que fueron detalladas en una entrevista a Corriere della sera.

En la actualidad, los beneficiarios de la renta de ciudadanía pueden disponer del subsidio hasta que encuentren un empleo. Por lo tanto, la primera intervención real podría ser sobre la duración: ya no un subsidio ilimitado, sino con una duración máxima.

Compartir

También te puede interesar